Ser madre soltera

 

En la reproducción humana, para que se produzca una concepción, son necesarios un hombre y una mujer y, a pesar de que la ciencia y la tecnología han avanzado mucho en cuanto a reproducción asistida, esto sigue siendo una realidad…

Hace no demasiado, ser madre soltera estaba muy mal visto por la sociedad. Una mujer que esperaba un hijo sin tener un marido era excluida y considerada como una persona de bajos valores morales, una mala influencia. Por suerte, las cosas han cambiado mucho en los últimos años.

El sueño de ser madre

Ser madre soltera no solo ha dejado de estar mal visto, sino que es una opción real para mujeres que sin tener una pareja, no renuncian a la posibilidad de ser madres, pasando por el proceso del embarazo y el parto.

Según la legislación española, cualquier mujer mayor de 18 años puede  someterse a un proceso de reproducción asistida, y en Ginefiv clínica ofrecen asesoramiento e información para facilitar este proceso.

Para cumplir el sueño de estas mujeres, en clínica Ginefiv se cuenta con un banco de donantes de semen, hombres que, tras pasar un estricto control médico y de idoneidad, han realizado donaciones de semen de forma voluntaria y completamente anónima.

Tanto mujeres solteras como mujeres homosexuales pueden cumplir su sueño de ser madres mediante tratamientos como la fecundación in vitro o la inseminación artificial. Estas técnicas se pueden completar, si fuera necesario, con otras como las técnicas de ovocitos o las de embriones.

Ser madre en la clínica Ginefiv

La independecia económica, la estabilidad, la seguridad en sí mismas, la protección legislativa y, en definitiva, un cambio social, han hecho posible que cualquier mujer mayor de 18 años pueda ser madre. En Ginefiv solo ayudan a que esta posibilidad se convierta en una realidad.

Cada día son más mujeres las que se convierten en madres gracias a las innovadoras técnicas que la reproducción asistida ofrece.