El reloj más increíble de Bentayga cuesta 150 mil euros

El Cronógrafo Breitling está hecho de oro y diamantes, y trae el más complejo mecanismo de funcionamiento para relojes.

Relojes de caballero de este tipo tardan meses (o incluso años) para ser producidos y superan fácilmente la marca de los 100 mil euros.

El auto-proclamado SUV más potente, rápido y lujoso del mundo también tiene el reloj del panel más caro del planeta. Ofrecido como opcional por poco dinero (150 mil euros) – poco menos que el precio inicial del propio Bentayga, que supera los 200 mil euros en Europa – el Breitling Mulliner Tourbillon es la versión de panel del reloj de pulsera del mismo nombre.

Reloj panel Bentley

¿Pero por qué tan caro? Para quien entiende de relojes mecánicos, joyas artesanales que prescinden de cualquier tipo de electrónica para funcionar continuamente con una gran precisión, la palabra Tourbillon ya dice mucho.

Se trata de un tipo de engranaje muy complejo, capaz de reducir al mínimo la influencia de la gravedad en el balance de un reloj. Modelos de este tipo tardan meses (o incluso años) para ser producidos y superan fácilmente la marca de los 100 mil euros.

La versión de la muñeca del Mulliner Tourbillon aprovecha los movimientos de la muñeca del usuario para dar cuerda. Ya el modelo instalado en el panel del Bentayga demanda un soporte giratorio que gira la caja suavemente en intervalos regulares.

Hecho de oro macizo – con opción de oro blanco o rosado con esfera de nácar o ébano negro, el Mulliner Tourbillon también cuenta con ocho diamantes indicando la posición de los números.

Es parte de la extravagante lista de opcionales del Bentayga, junto con elementos como el compartimento contra humedad (para quien va a usar su SUV de Bentley para practicar deportes acuáticos) y un kit para hacer un picnic con refrigerador, tazas y vajilla de cristal.